Home Internacional/Mundo López Obrador promete no robar ni mentir, en presencia de Maduro
Internacional/Mundo - 2 semanas ago

López Obrador promete no robar ni mentir, en presencia de Maduro

En su primer discurso, el flamante presidente dijo que busca terminar la guerra interna y a una élite que califica de “rapaz”

La visita del presidente venezolano provoca reacciones encontradas en la capital azteca

No mentir, no robar y no traicionar“. Frente a una Plaza de la Constitución colmada, lejos de las formalidades institucionales, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) prometió guiarse por esos mandamientos. Durante su ceremonia de investidura presidencial, entre la algarabía y el sentido de la urgencia, dijo a la multitud que recibía un país en quiebra.

Le pidió además “paciencia y confianza”. La “purificación de la vida pública de México” no será tarea sencilla, reconoció AMLO, pero todo será peor si aquellos que lo votaron y lo aclamaron le dan la espalda o se desencantan pronto. “Sin ustedes, los conservadores me avasallarían fácilmente. Les pido apoyo porque reitero el compromiso de no fallarles; primero muerto que traicionarles”.

AMLO dijo que quiere gobernar en especial para los pobres, y lo aseguró delante de Nicolás Maduro, uno de sus invitados a la toma de posesión. Las fuerzas conservadoras ya saben con quién compararlo cuando den por terminados los días de concordia. López Obrador ha intentado diferenciarse desde el primer minuto, y no solo por el hecho de recibir el bastón de mando de representantes de los pueblos indígenas. Su anuncio de un proceso de amnistía para los presos políticos y la cancelación de las acusaciones penales contra activistas y luchadores sociales, ya le ha valido las primeras críticas del Partido de Acción Nacional (PAN, derechas).

En el Zócalo, como se conoce a la plaza de la Constitución, auguró que la guerra interna terminará porque se propone buscar la “hermandad” entre los mexicanos. También buscará diferenciarse en los hechos de la élite “rapaz” que lo ha precedido. Por lo pronto, AMLO quiso que ese giro tenga un inicio simbólico: la apertura de las puertas de la residencia presidencial. Algunos mexicanos de a pie sintieron que entraban al palacio de los reyes franceses después de la revolución antimonárquica. “Siento un hormigueo en mi estómago al saber que estoy en un lugar al que las clases pobres no tuvieron acceso en el pasado. Es realmente emocionante”, dijo Mario Castañeda, un biólogo de 45 años que se acercó al lugar con su familia.

La protestada visita de Maduro

Maduro no dejó de aplaudir su discurso en la plaza de la Constitución. “Muchas gracias porque viniste“, le dijo su anfitrión, según la cadena venezolana Telesur. “Desde nuestra llegada a la tierra de Emiliano Zapata, la gratitud y el agradecimiento por nuestra visita estuvieron presentes”, dijo por su parte el invitado que suscitó las opiniones más encontradas. Su presencia fue repudiada por diputados de derechas y un grupo de intelectuales, entre los que se encuentra el excanciller Jorge Castañeda. “No eres bienvenido”, rezaron algunos carteles en la calle. En las calles, y a medida que se fue acercando al Zócalo, Maduro aseguró palpar otros sentimientos de los mexicanos. 

En sus días de luna de miel, AMLO ya ha sido advertido. Los aplausos pueden callar y volverse abucheo. La imagen, devaluarse con la velocidad del bolívar. Mientras Maduro viajaba a México, la moneda venezolana se depreciaba un 43,37 % con respecto al dólar.

Para que eso no ocurra, Roger Waters, el exintegrante de Pink Floyd, convertido a estas alturas en un comentador de la política latinoamericana, pidió a AMLO, durante el concierto que dio en México que nunca deje de “escuchar a su gente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Los EE.UU. confían en que Corea del Norte cumpla con la desnuclearización

El gobierno estadounidense dice que siguen las conversaciones con Kim Jong-un para lograr …