Home Opinión El estribillo de las gasolinas
Opinión - 11.08.2019

El estribillo de las gasolinas

Los carburantes suben en España porque en el mercado (productores, gasolineras) no hay competencia. Ni se la espera

Cada Operación Salida veraniega —al menos hay dos, en julio y en agosto— y cada vacación de Semana Santa llega invariablemente con una canción cuyo estribillo es: ¿por qué sube la gasolina si el petróleo está más barato? Es uno de los grandes hits españoles de todos los tiempos, hasta el punto de que no sería mala idea encargar a una de esas vocecillas salidas de los concursos televisivos que compusiera un himno (celebration) con esa letanía. En julio, el precio de los carburantes se ha disparado y permanecerá en cotas de caviar iraní, con ligeras oscilaciones, al menos hasta la llamada Operación Retorno. La pregunta tiene dos respuestas, una corta y una larga. Empecemos por la corta: los carburantes suben en España porque en el mercado (productores, gasolineras) no hay competencia. Ni se la espera. Los agentes no tienen incentivos a bajar el precio y, en cambio, sí lo tienen para aprovechar el momento de los desplazamientos masivos para hacer caja.

Nota a la respuesta corta: los precedentes de competencia en España proceden de establecimientos que, además de vender gasolina, venden otras cosas. Como los hipermercados.

La respuesta larga es pesada pero instructiva. Existe un contubernio explicativo que atribuye la carestía estacional de las gasolinas a los impuestos, al stock almacenado —¡cómo se va a vender más barato el litro de carburante que se compró cuando el petróleo estaba caro!— o a la existencia de mercados específicos de gasolinas que arrojan precios divergentes de los del crudo. Bien, pura filfa. El Relato de los impuestos es falso porque encarecen en todos los periodos por igual (y, por cierto, por debajo de la media europea); el Relato del stock es un cuento, chino o trumpiano, porque los precios no bajan cuando se ponen a la venta carburantes procedentes de petróleo barato; y el del mercado propio, pues está bien, pero las cotizaciones deberían publicarse en todas las gasolineras, Como los tipos y comisiones de las hipotecas. Recuerden: Relato equivale bien a propaganda descarada, bien a excusatio non petita.

Y ya que estamos, ¿cómo se las arreglarán las compañías eléctricas, esas grandes benefactoras de la humanidad, para subir el precio de la electricidad para los coches eléctricos en las Operaciones Salida? Seguro que ya están pensando en ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Debemos aportar soluciones

En múltiples ciudades, miles de personas han salido a la calle a manifestarse. Las causas …