Home Internacional/Mundo Fallan todos los intentos por liberar a Lula da Silva de la cárcel
Internacional/Mundo - 2 semanas ago

Fallan todos los intentos por liberar a Lula da Silva de la cárcel

El séptimo recurso presentado por la defensa del expresidente brasileño se volvió a estancar en el Tribunal Supremo

Los esfuerzos de la defensa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por librarle de la cárcel en la que está recluido por corrupción, continúan y un nuevo recurso promovido quedó en el aire en la Segunda Sala del Supremo, que suspendió el análisis del caso.

La sesión en que se discutiría el séptimo recurso de los abogados de Lula, fue interrumpida por el magistrado Gilmar Mendes, uno de los cinco miembros de la Segunda Sala, quien solicitó más tiempo para analizar el caso, lo cual está contemplado en las normas del tribunal.

En el fondo, por una vía indirecta, la suspensión dejó satisfecha a la defensa, que en el inicio de la audiencia solicitó precisamente que fuera cancelada y retomada en otra oportunidad. El jefe del equipo de abogados de Lula, Cristiano Zanin, presentó ese pedido alegando que a última hora, presentó otro recurso por la libertad de su cliente complementado con unos nuevos argumentos, que no llegó a especificar.

El magistrado Edson Fachin, instructor del proceso, explicó que aún no había recibido esa nueva solicitud y negó de plano la posible suspensión de la audiencia, respaldado por los jueces Carmen Lucia Antunes y José Celso de Mello.

Defensa acusa a Sergio Moro

El recurso que quedó pendiente de análisis, sostiene que el juez federal Sergio Moro, quien en julio de 2017 condenó a Lula en primera instancia, actuó con “parcialidad” y con unas probables “motivaciones” políticas.

Según los abogados del exmandatario, esas “motivaciones” fueron “comprobadas” tras las elecciones de octubre de este año, ganadas por el ultraderechista Jair Bolsonaro, un férreo antagonista de Lula que anunció como futuro ministro de Justicia al juez Moro, en parte por su papel al frente a la operación anticorrupción Lava Jato.

La condena dictada por el ahora futuro ministro de Justicia fue de nueve años, pero en enero pasado fue elevada a doce años por un tribunal de segunda instancia, que en abril ordenó que Lula fuera a la cárcel para comenzar a cumplir la sentencia.

Sin indicios de “parcialidad”

Antes de la suspensión de la audiencia y en su condición de instructor, el juez Fachin comenzó a abrir el camino para el rechazo del recurso, en un voto en el que negó que pueda haber algún indicio de parcialidad o sospecha sobre la sentencia proferida por Moro.

Fachin recordó que el veredicto de Moro fue dictado cuando “nada” llevaría a pensar que Bolsonaro ganaría las elecciones celebradas en octubre de este año y “mucho menos” que le ofrecería al juez el cargo de ministro de Justicia.

“Un juez debe ejercer su función en forma independiente, con base en el análisis de los hechos y según consciente interpretación de la ley, libre de influencias, inducciones, presiones o amenazas”, dijo Fachin, quien consideró que Moro actuó de acuerdo a esas premisas. La opinión de Fachin fue compartida por Carmen Lucia Antunes, que también se pronunció por negar esa apelación, pero luego seguía el turno del magistrado Mendes, que suspendió la audiencia.

Continúan los alegatos

La defensa de Lula, condenado por corrupción y lavado de dinero por asuntos asociados a la red de corrupción descubierta en la estatal Petrobras, ha fracasado en seis tentativas de lograr su excarcelación bajo diversos argumentos, todos rechazados.

La audiencia solo será retomada una vez que el magistrado Mendes se sienta en condiciones de pronunciarse sobre el recurso, para lo cual no existe un plazo legal. De todos modos, puede ocurrir que sea retomada solo a partir de febrero del año próximo, una vez que concluya un receso que el Poder Judicial del país comenzará el próximo 20 de diciembre.

Moro, quien sirvió como excusa para el recurso pendiente, fue preguntado por periodistas sobre el asunto, en momentos en que ofrecía unas declaraciones sobre sus futuras atribuciones en el Gobierno que asumirá Bolsonaro el próximo 1 de enero. “Toda la cuestión relativa al expresidente Lula pertenece a la Justicia y no al futuro ministerio. Eso es parte de mi pasado, por lo que no tengo nada que comentar al respecto”, respondió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Los EE.UU. confían en que Corea del Norte cumpla con la desnuclearización

El gobierno estadounidense dice que siguen las conversaciones con Kim Jong-un para lograr …