Home España Sánchez busca seducir a Esquerra y PDeCAT con más inversión en Cataluña
España - 2 semanas ago

Sánchez busca seducir a Esquerra y PDeCAT con más inversión en Cataluña

El Gobierno presume de que cumplirá por primera vez con la disposición tercera del Estatut, aunque el Constitucional dijo que no es vinculante

Pedro Sánchez tiene en la manga un nuevo elemento de presión, en forma de inversiones, para tratar de convencer a Esquerra Republicana y PDeCAT de que apoyen sus Presupuestos. La intención del Gobierno es cumplir en las cuentas que aprobará hoy el Consejo de Ministros, con la disposición adicional tercera del Estatut, que prevé equiparar la inversión del Estado en Cataluña al peso de su PIB sobre la economía española. Aunque los independentistas catalanes han dado pocas muestras de sentirse conmovidos por la cuestión económica, el jefe del Ejecutivo mantiene viva la esperanza.

El cumplimento de esa previsión estatutaria supone un gesto político relevante. En primer lugar, porque la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut dejó claro que no podía considerarse en ningún caso un precepto «vinculante» para el Estado. Y, por otro lado, porque su vigencia era de siete años y ya han pasado doce y pico desde la aprobación del texto autonómico. Eso explica el entusiasmo con el que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, trató de anticipar la sorpresa el miércoles a su grupo parlamentario. «Con una sonrisa y optimismo os digo que todavía tendremos otro gran argumento a favor de la aprobación de los Presupuestos», exclamó.

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, defendió ayer en Antena 3 que, lejos de ser una cesión, el guiño -ya anticipado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero en una entrevista en 'El Periódico' el pasado octubre- es una medida destinada a «fortalecer nuestra democracia» porque supone «dar cumplimiento a una ley orgánica». Y además añadió que también se atenderán previsiones similares recogidas en Estatutos como el andaluz o el valenciano.

'Sudoku' imposible

Hasta el lunes será difícil ver cómo se concreta esa promesa porque, aunque el Consejo de Ministros apruebe hoy el proyecto de Presupuestos, el cuadro territorializado sólo se hará público pasado el fin de semana. En su día, el exministro de Economía, Pedro Solbes, ya se quejó de lo imposible que era cuadrar el 'sudoku' si se atendía a esas exigencias de los estatutos de segunda generación en la que cada autonomía optó por servirse de los criterios más favorables a su situación. Esto es, mientras Cataluña apela al peso de su PIB sobre el PIB nacional, que es el mayor de España (a día de hoy ronda el 19,2%), Andalucía utiliza como referencia su población (que se acerca al 18% del total) y lo mismo hace la Comunidad Valenciana (cerca del 11%).

De cumplirse a las bravas lo estipulado en el Estatut, la inversión en Cataluña tendría que crecer en torno a seis puntos, dado que en las cuentas de 2018, diseñadas aún por el PP, supuso el 13,3% del total.

En septiembre, el Gobierno ya se comprometió con la Generalitat, por otro lado, a abonar -a lo largo de cuatro años- 750 millones de euros que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el de José Montilla habían pactado invertir en Cataluña en 2008, en cumplimiento de la citada adicional tercera, y que finalmente no se consignaron en los Presupuestos. En 2017 una sentencia del Tribunal Supremo dio la razón al Ejecutivo catalán y exigió su pago. La Comisión mixta Estado-Generalitat también llegó a un acuerdo por el que el Estado abonará, en el mismo plazo de cuatro años, 700 millones de euros para la financiación de los Mossos d'Esquadra.

Podemos pone ahora en duda su apoyo a los Presupuestos

Podemos se resiste a jugar el papel de socio entregado. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, advirtió ayer de que su apoyo a las cuentas públicas de 2019 no está garantizado, después de mantener un encuentro de más de tres horas con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para analizar el nivel de cumplimento del acuerdo suscrito entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez el pasado octubre. En realidad, no es al contenido del proyecto de Presupuestos en sí a lo que los dirigentes de la formación morada ponen peros sino al desarrollo de la otra pata de lo pactado en la Moncloa y que el Ejecutivo ha enviado al Congreso en forma de decreto ley. Entre esos asuntos destacan la regulación del precio del alquiler, la limitación de la factura de la luz o la recuperación del subsidio para mayores de 52 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El Gobierno colombiano está dispuesto a perseguir al ELN por todos lados

Luego del ataque con carro bomba que dejó 20 muertos, el presidente de Colombia ha ordenad…