Home Deportes Emoción y goles en el último precedente entre Barça y Valencia en una final de Copa
Deportes - 24.05.2019

Emoción y goles en el último precedente entre Barça y Valencia en una final de Copa

  • La Copa del Generalísimo 1971 se resolvió de manera agónica en el Santiago Bernbáu y gracias a la prórroga (4-3)
  • Final Copa del Rey en directo: Barcelona-Valencia, 25 de mayo a las 21:00h. | Síguela también minuto a minuto

Ficha técnica:

FC Barcelona: Reina; Rifé, Gallego, Eladio; Torres, Costas; Rexach, Marcial, Duefías, Zabalza y Asensi.

Valencia: Abelardo; Sol, Barrachina, Martinez; Videgany, Claramunt I, Sergio, Poli, Ansola, Paquito y Váldez.

Goles:

0-1 Claramunt I (p). Min. 21.
0-2 Paquito. Min. 47.
1-2 Fusté. Min 51.
2-2 Zabalza. Minuto 70.
3-2 Asensi. Min. 99.
3-3 Váldez. Min 101.
4-3 Alfonseda. Min. 112.

FC Barcelona y Valencia repiten por cuarta vez en la historia enfrentamiento en una final de Copa. El último precedente se vivió en el Santiago Bernabéu un 4 de julio de 1971. [Final Copa del Rey en directo: Barcelona-Valencia, 25 de mayo a las 21:00h.] [Síguela también minuto a minuto]

Matías Prats en el resumen para el NODO y las crónicas de los periódicos a la mañana siguiente agotaron los adjetivos para describir una final en la que el resultado final de 4-3 hablaba por sí mismo: "agónica", "angustiosa", "emocionante", "disputada", "incierta", "apasionante", "dramática",  "histórica", etcétera.

Tal fue el desgaste de la batalla que algunos de los jugadores del Barça, exhaustos, abandonaron el césped en cuanto acabaron los 120 minutos y se adentraron en los vestuarios sin esperar a que su capitán, Rifé, recibiera el trofeo. El propio Rifé "casi se desmaya" en ese crucial momento: "He pasado tanto miedo durante el partido creyendo que no podríamos ganarla que, cuando por fin me he visto frente al Caudillo y éste me daba la Copa, he creído que me desmayaba de la emoción", se pudo leer en Mundo Deportivo.

Ambiente fallero en Chamartín

Un duelo en Madrid que gozó de un gran ambiente como el que seguro que habrá este sábado en Sevilla. Así lo radiografió el diario MARCA: "Por fuera, la final ofrecía el espectáculo de los pañuelos, de los gorros, de las banderas, de los pitos de la feria, como si fuera la verbena castiza. Por dentro, el espectáculo se hacía humo de tracas, que el balón cruza como si fuera un pequeño ingenio lanzado al espacio balompédico".

La final, en la que "el juego quedó sepultado por las emociones", llegó al término de los 90 minutos con empate 2-2 después de que los valencianos se adelantaran 0-2 y los culés igualaran en la segunda mitad.

En el tiempo extra, un Barça "muy distinto al que acostumbraba últimamente", según Mundo Deportivo, acabó por imponerse a un Valencia que aspiraba a hacer doblete y se tuvo que conformar con la gran imagen ofrecida y el subcampeonato después de, como se leía en las líneas de MARCA, "dar lo mejor de sí mismo".

Los jugadores del FC Barcelona (de izq. a dcha. y de arriba a abajo) Reina, Rifé, Gallego, Eladio, Torres, Costas, Rexach, Marcial, Dueñas, Zabalza, Asensi y Angel Mur (masajista) posan antes de enfrentarse al Valencia en el partido de final correspondiente a la Copa del Generalísimo, disputado en el estadio Santiago Bernabéu. EFE

Similitudes con los actuales Barça y Valencia

Antonio Valencia escribió en su crónica de Marca incluso que "el Valencia hizo mucho más de lo que pudo": "Jugó armado con su táctica de ceder terreno y, recogiéndose en su campo, provocar la distensión del Barcelona, el cansancio de la iniciativa sin fruto y las respuestas ligadas en juego corto de posesión de balón, muy a la argentina, para tratar de hallar el hueco y acelerar entonces para la colada".

Estrategia que podemos suponer parecida a la que ejecutará el equipo de Marcelino en el Benito Villamarín.

También como se presupone este año, el conjunto blaugrana es a priori más sólido, según lo visto en la temporada regular. "El Barcelona fue a más" durante el partido, añadía el subdirector de Marca: "Agarró la final con el juego que le dio el tres a dos, y aunque sufrió el empate supo, en la prórroga, pilotar el rumbo del encuentro hasta el merecido triunfo fajándose de verdad".

Lo que se espera que no se repita es el protagonismo que tuvo el árbitro vasco Sainz Elizondo, retratado por Antonio Valencia como un "contumaz productor de errores". Ahora le toca a Undiano Mallenco en el que será su último servicio como trencilla profesional.

Ojalá el domingo se hablé como entonces de un espectáculo sin igual: "La final fue coperísima y singular entre las coperas y que la ganó el mejor. Digno campeón el Barça, digno finalista el Valencia".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Dos fuertes terremotos de magnitud 6,1 y 7,3 sacuden a Indonesia

El primero se localizó en la provincia de papúa en isla de Nueva Guinea, mientras que el s…