Home Deportes El Real Madrid, campeón de su segunda Liga ACB consecutiva
Deportes - 22.06.2019

El Real Madrid, campeón de su segunda Liga ACB consecutiva

  • Los blancos han tenido en Campazzo al MVP de la final y mejor del partido con 15 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias
  • Datos y estadísticas del Barça Lassa 68-74 Real Madrid

El Real Madrid celebra su 35ª Liga

ACB.com

Ficha técnica:

68 – Barça Lassa (21+12+14+21): Heurtel (2), Hanga (11), Claver (4), Singleton (12), Oriola (4) -cinco inicial-, Pangos (16), Ribas (4), Smits (3), Pustovyi (-), Kuric (8) y Tomic (4).

74 – Real Madrid (24+13+18+19): Campazzo (15), Rudy Fernández (12), Deck (-), Randolph (10), Tavares (10) -cinco inicial- Causeur (10), Ayón (5), Carroll (4), Llull (-), Thompkins (6) y Taylor (2).

Árbitros: Antonio Conde, Carlos Peruga y Fernando Calatrava. Sin eliminados.

Incidencias: cuarto partido de la final de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 7.301 espectadores.

El Real Madrid ha vencido la trigésimo quinta Liga ACB de su historia al imponerse al Barça Lassa en la final. En el cuarto partido, disputado en el Palau Blaugrana, los de Pablo Laso han ganado por  68-74 y han puesto el 3-1 en la eliminatoria que no necesitará del quinto y definitivo en el Palacio de los Deportes.

El campeón de cinco de las últimas siete ligas ha tenido en Campazzo a su MVP de la final y al mejor jugador del cuarto y definitivo partido, con 15 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. El Real Madrid ha sido un equipo en todo el curso y en esta serie y lo demuestran otros cuatro jugadores que han superado los diez: Causeur, Randolph, Tavares y Rudy.  

Rudy comenzó dejando su huella en el partido con un gran rebote y un triple que sumado a la captura en ataque de Tavares y la bandeja de Randolph ponían un 0-5 de inicio. Dos minutos tardó en inaugurar el marcador el Barça cuando Singleton anotó desde el perímetro pero de nuevo el cinco blanco respondió, sumó otras dos canastas de tres puntos para firmar un inicio casi perfecto (3-11).

 

Infografía de la final de la Liga ACB ACB.com

La batalla estaba en los triples, el Madrid llevaba 4/6 y destacaba el 3/3 de Rudy Fernández. Campazzo y Randolph habían contribuido con otro cada uno. Sólo Singleton respondía en el bando rival y así la diferencia ascendió hasta los once puntos a los seis minutos de partido (8-19).

En los primeros minutos del primer cuarto el juego de los de Pablo Laso brilló en todas las facetas. Superaban al rival en pocentaje de tiro, en rebotes y en asistencias. El Barça conseguía mantenerse en el partido (17-20) gracias a Kevin Pangos con cinco puntos seguidos y la anotación del equipo en la zona, los blancos apenas habían tirado de dos (2/3). También equilibraron el aspecto reboteador y así se llegó con un ajustado 21-24 al final.

Con 27-26 el Barça encontró su primera ventaja en el partido, con un gran inicio del segundo cuarto de Kuric que empató con un triple. Ayón con un dos más uno trataba de enchufar de nuevo al partido a los suyos que parecían haber perdido fe en cuanto comenzaron a fallar desde fuera, no había 'plan B'.

El partido descendió algo en intensidad, frenética hasta entonces. Las distancias se mantenían cortas, casi siempre del lado de los blancos (31-35) a un par de minutos del descanso. La falta de precisión tuvo su punto álgido en un pase de Campazzo a tablero que se convirtió en una 'pared' cuando buscaba el 'alley oop'. Oriola cometió la tercera falta poco antes del paso por los vestuarios.

Las dos grandes estrellas de esta serie, Sergio Llull y Thomas Heurtel, llegaron al descanso sin anotar. La pizarra de Laso centraba sus esfuerzos defensivos en el 'crack' francés que acumulaba un 0/3 en tiros de campo y el base español cometió una segunda falta pronto pero con la mitad del tiempo transcurrido sumaba cinco minutos en pista y un intento a canasta.

'Deja vù' del inicio del partido

De nuevo como al inicio del encuentro, entre Randolph y Rudy ponían a su equipo con ventajas del primer cuarto (35-44) y volvían a ser Kuric y Pangos, a base de triples, los que impedían romper el partido a los visitantes con un 8-0 de parcial para el 45-47.

El nuevo invitado a la fiesta del baloncesto fue Causeur, cuando nadie lo esperaba apareció el francés para meter cinco puntos seguidos y dar aire a un Real Madrid que no conseguía pasar la barrera psicológica de los diez de ventaja (45-52). Llull sumaba su tercera falta y seguía sin anotar.

El último cuarto del partido comenzó con 47-55 tras una sucesión de fallos en ambos equipos. Campazzo comenzó el tiempo decisivo demostrando que no le pesa ser el líder de este equipo, un triple al zurrón siete arriba para su conjunto. 

El Barça peleó hasta el final

Sin su estrella acertada, la presión de ir perdiendo un partido que te manda a casa ante tu afición y aún así, los locales tiraron de orgullo para que nunca tuviera un partido plácido el Real Madrid. Nos han brindado una final histórica, la tercera que cuenta con dos partidos decididos por un punto después de la de 1995 y la de 2010.

El rebote ofensivo estaba siendo una de las claves de la victoria madridista, con el doble que su rival (16 y 8). A cuatro minutos del final el Barça pareció tirar la toalla, tras dos triples errados en la siguiente jugada se comieron el tiempo de posesión (55-62) y se cumplían 180 segundos sin que ningún equipo anotara.

El Real Madrid ha sabido ganar un partido sin Llull, que no ha anotado. Hasta cinco jugadores en dobles figuras; con Tavares, Randolph y Causeur con 10, Rudy con 12 y Campazzo con 15 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. El argentino fue el mejor en un equipo que ha dominado la mayor con un juego coral y con muchos jugadores aportando en el aspecto ofensivo y defensivo. 

El Real Madrid consigue, en su octava final consecutiva, su quinta Liga en siete años, las dos últimas seguidas y con Pablo Laso a la cabeza, demuestra que ahora mismo es el rival a batir en el baloncesto español. Gran trabajo del Barça, que tiró de casta para estirar la eliminatoria lo máximo posible. Los blancos consiguen así su trigésimo quinta Liga ACB por las 18 del eterno rival, entre ambos equipos aglutinan 53 de las 63 disputadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Los papeles de Kafka

El escritor prefiguró las pesadillas del siglo pasado, pero también las de este Después de…